Editorial - Axxón 170

Ay, ay, ay
por Eduardo J. Carletti, director de Axxón


La interjección del título se debe a la sensación que me viene cada vez que debo escribir un mensaje de éstos. Han pasado muchos años, y ya he dicho tantas cosas... Pavadas, y de las otras (los lectores juzgarán).

En estos días que transcurrieron desde que comenzó el año pensé en varios temas a tratar. Sinceramente, ahora no me acuerdo de ninguno. Deben ser los años.

Fuera de broma, no es fácil no abrurrir. No es fácil no repetirse. No es fácil mantener interesada a una persona a lo largo de un texto en estas épocas. O quizás debería decir: en estas épocas nada es fácil.

Esta época: todo un tema.

Estaba pensando hace poco —como ven, voy recordando— que hoy, si uno recorre los medios (Internet mediante), nos encontramos con muchísimos temas "de súper interés" que antes sólo se veían en las revistas de CF, ésas que los kioskeros y libreros esconden por los rincones. Hoy salen filósofos, futuristas y periodistas de primera plana a desarrollar, como novedad total, los temas que hemos leído hace 40 años. Quizás más.

En estos días alguien trató el tema del peligro que significa ponerle un arma a un robot y dejar que decida si la va a disparar contra alguien. Gracias a la película Terminator y a un episodio de South Park el tema es conocido para la masa, incluso para los que jamás leerían "esas pavadas" que están escondidas en esas revistas de los estantes malditos. Pero nosotros lo leímos hace muchos años.

En Clarín apareció la noticia —ya "vieja", en realidad, para los que estamos día a día en las noticias tecnológicas— de que en 2007 se "van a fabricar" (de hecho ya existen) robots con rostros cada vez más parecidos a una cara humana. Justamente se refieren, entre otras cosas, al creador de un androide de aspecto idéntico a Dick. ¡Cuánto hace que leemos historias, en nuestras vergonzosas revistas, de un tal Philip K. Dick, y de otros, en las que los robots, androides, o como se los quiera llamar, se confunden entre nosotros!

Otros salieron a filosofar —y a ganarse grandes espacios de dos páginas en mucho medios— sobre otro tema que suscita atención en la gente: los robots, si avanza su desarrollo, algún día podrían solicitar derechos (otro tema que han visto muchos en "El Hombre Bicentenario"). Me suena, me suena...

O sea, para resumir: la ciencia ficción se hace realidad... y en cuanto entra a la realidad, las ideas pasan a manos de otras personas. Los escritores y lectores de ciencia ficción, claro, no somos confiables.

A nosotros nos queda la inquietud: ¡Socorro, sobre qué vamos a escribir ahora!

Ya se nos ocurrirá. La función de crear ideas está en manos de gente con mente voladora. Mentes que, según los mismos que hoy toman las ideas y las propagan como grandes ideas propias, son menos cuerdas y nada confiables...

¿Tiene que importanos? Creo que no. Sólo afilemos la imaginación, muchachos...

Eduardo J. Carletti, 22 de enero de 2007
Mensajes al Director: ecarletti@axxon.com.ar


            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280 281 282 283 284 285 286 287 288 289
290 291 292 293 294

Nedstat Basic