Editorial - Axxón 173

De nuevo a toda máquina
Por Eduardo J. Carletti, editor de Axxón


"Los hombres, según mi parecer, se dividen en dos categorías: los que sueñan y los que se limitan a dormir. Los primeros hacen historia. Los otros, cuando despiertan, se dan cuenta de lo que ha sucedido, de lo que habrían podido hacer también ellos si hubieran tenido el coraje de soñar.
Ninguno es más realista que un soñador. O sea, aquel que obliga a la realidad a ponerse al paso de sus sueños.

(Anónimo)

Quizás creemos que comprendemos el fenómeno Axxón.

Pero Axxón es mucho más complejo de lo que nadie se puede imaginar.

Axxón fue un proyecto personal, claro que sí. Pero ya no es de una sola persona.

Hay un núcleo, yo diría consolidado e inalterable, que se plasmó con cierta personalidad y estilo, desde un proyecto personal.

Pero nunca fue personalista.

Axxón no es una cosa que se cierra y se envuelve, que piensa para sí. Su combustible y su logro es la participación y la diversidad.

Nada unipersonal puede llegar a ser lo que es Axxón: es demasiado grande.

¿Cómo lo hicimos? Sumando constantemente.

Hay una magia en Axxón: esa base que nombré aporta una superficie de acción para que quien quiera hacerlo se involucre, se esfuerce, muestre y demuestre y obtenga lo que busca. De hecho, estoy seguro de que nadie ha participado sin obtener algo a cambio.

Axxón se ha ido estructurando de a poco, no es resultado de ningún plan. Hoy está aquí para proveer, si es posible, esos logros que todos ansiamos.

La verdad es que sólo hay que ponerse y trabajar. Trabajar bien, y al máximo. Es como esos tablados callejeros que disponían en la época de Shakespeare para que se expresaran actores y autores.

Un teatro de pueblo. Del más alto nivel.

Quiero decir algo, pero quisiera que nadie lo tome a mal. El trabajo en Axxón redunda siempre en algo, Axxón te paga. Es como una magia: uno recibe el toque.

Para mí, bueno, es mi sangre, mi vida y mi fuerza. No me verán sin Axxón porque no podría.

Si hubo quienes se asustaron cuando dije que esto así no iba más, bien, no se asustaron en vano. No iba más así.

Me sentía muy solo.

Dani Axxonita Vázquez, que es un hermano, abrió punta. Se movió e hizo lo que había que hacer. Y comenzaron a llegar los voluntarios. Hoy somos más de una veintena trabajando en la nueva redacción de Axxón, no estoy solo.

Podemos decir que pasamos el susto...

Pero por favor, que no pase de nuevo.

(Debo dar las gracias a Axxonita por encontrar la frase perfecta de apertura)

Eduardo J. Carletti, 1 de mayo de 2007
Mensajes al Editor: ecarletti@axxon.com.ar


            

ÍNDICES DE LAS REVISTAS AXXÓN
87 88 89 90 91 92 93 94 95 96 97 98 99 100 101 102 103 104 105 106 107 108 109 110 111 112 113 114 115
116 117 118 119 120 121 122 123 124 125 126 127 128 129 130 131 132 133 134 135 136 137 138 139 140 141 142 143 144
145 146 147 148 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 172 173
174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 194 195 196 197 198 199 200 201 202
203 204 205 206 207 208 209 210 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 221 222 223 224 225 226 227 228 229 230 231
232 233 234 235 236 237 238 239 240 241 242 243 244 245 246 247 248 249 250 251 252 253 254 255 256 257 258 259 260
261 262 263 264 265 266 267 268 269 270 271 272 273 274 275 276 277 278 279 280 281 282 283 284

Nedstat Basic